El layout como parte del diseño arquitectónico


 


En diseño arquitectónico y el layout, entendido este último como un croquis, esquema, o bosquejo de distribución de las piezas o elementos que se encuentran dentro de un diseño en particular, son una parte primordial dentro del proceso de representación de un proyecto que conviene tener en cuenta desde las primeras fases, puesto que el arquitecto depende en gran medida de la presentación acertada de sus ideas para convencer al destinatario de la viabilidad de su proyecto.

Si se entiende por «fenosistema» los componentes perceptibles de un sistema y por «criptosistema» aquellos no perceptibles o de difícil observación, el lenguaje gráfico para el conjunto arquitectónico necesita la correcta utilización de ambos, es decir, el proyecto y su representación, ya que ambos penetran, condicionan y enriquecen el proceso de creación.

Al contrario de lo que podría parecer, la tarea de contar un proyecto de forma gráfica a otras personas no es sencilla. La gran cantidad de horas dedicadas a pensarlo y desarrollarlo juegan en nuestra contra, ya que durante el proceso de desarrollo del proyecto tenemos en la cabeza gran cantidad de datos, detalles y aspectos relevantes del mismo que para nosotros pueden resultar obvios debido a que los interiorizamos durante la fase de creación y muchos de estos aspectos son desconocidos para el interlocutor.

Sou Fujimoto_El croquis 151 (Página 28)

El layout también forma parte del proceso de diseño dentro de un proyecto y podríamos decir que es una de las partes más importantes porque, a día de hoy, no solo se trata de la calidad del proyecto arquitectónico sino de cómo presentarlo para trasmitir de una forma clara y contundente nuestras ideas a los clientes. Esta es la base, aún más si cabe en la era del marketing, para que nuestro proyecto se materialice mediante la construcción o se quede en un mero dibujo arquitectónico.

Por lo tanto, disponer y organizar la información que queremos enseñar a la hora de contar un proyecto, de manera que se cuente la historia de la propuesta arquitectónica de forma coherente y detallada, es vital para que el arquitecto pueda comunicar con éxito su propuesta de diseño. 

Neutelings Riedijk_El croquis 159 (Página 98)

Uno de los errores más frecuentes de cualquier proyectista es olvidar que el interlocutor puede no conocer en absoluto el proyecto. Por ello, resulta fundamental, antes de empezar a proyectar, generar un primer guion o un storyboard de lo que vamos a contar y cómo lo vamos a contar.

Con la representación gráfica, el arquitecto busca describir el proyecto de forma eficaz, clara y concisa para que todos los que lo vean puedan imaginarse a sí mismos en el interior del futuro espacio. Por eso, es necesario reflexionar y buscar el equilibrio y la adecuación del tipo de presentación al concepto de diseño que quiere aplicarse. La planimetría en planta, alzado y sección permiten explicar el edificio de forma medida y definida mientras que otros dibujos pueden ser más evocadores y sugerir qué tipo de experiencia nos trasmitirá esa arquitectura.

Valerio Olgiati_El croquis 156 (Página 174)

Las propuestas de edificios modernos de corte minimalista se presentan a menudo por medio de planimetrías más limpias, mientras que para la representación de edificios con arquitecturas más clásicas o barrocas las propuestas suelen basarse en planimetrías mucho más elaboradas y con un mayor grado de detalle. La adecuación de una presentación la determina la relación de su planimetría con el estilo del proyecto, ya que cada proyecto se cuenta de una forma y, por lo tanto, se representa de manera distinta.

En la representación de planos en planta se utilizan convenciones gráficas para dotar de una descripción más clara a la planimetría por medio del uso de la línea. Esta puede trasmitir diferentes situaciones basándonos en su grosor, tipo, tono y color de sombreados. La correcta incorporación de algunas de estas convenciones en el dibujo elimina la necesidad de añadir textos para explicar detalles del mismo.

SANAA_El croquis 139 (Página 18)

Tenemos tres parámetros fundamentales de utilización de líneas para evitar que la representación gráfica sea «plana» y conseguir que se exprese correctamente la tridimensionalidad del objeto descrito: grosor de trazado, tipo de línea y color o tono de línea.

Otro concepto importante a la hora de representar gráficamente planos de sección es la jerarquía de línea; en un plano en sección se pueden distinguir varios tipos conceptuales de líneas: las que representan materiales seccionados, las que corresponden a objetos proyectados, y las líneas auxiliares (cotas, ejes, proyecciones) que ni siquiera representan objetos reales. Por ello, la correcta utilización de las combinaciones de líneas nos permitirá conseguir un fuerte contraste que nos ayude a distinguir, de un primer vistazo, cuáles son los elementos principales de la sección y qué elementos son solo adicionales.

EMBT Miralles-Tagliabue _El croquis 144 (Página 64)

Las convenciones de dibujo deben conocerse y ser usadas de forma consciente en la representación planimétrica. No obstante, algunos arquitectos aplican de manera personal los símbolos y tipos de información que incluyen en sus dibujos, con lo que crean un estilo característico.

Las variaciones en el grosor de líneas son un ejemplo muy claro y eficaz de estas convenciones, que se usan para indicar los diferentes grados de solidez del material que se está intentando plasmar. Una línea gruesa sugiere mayor permanencia del elemento, o que se trata de un material más pesado o denso, en cambio, una línea más fina significa una línea más provisional o que se trata de un material más ligero. Las líneas gruesas, más visibles, se interpretan como informaciones primarias del dibujo, marcan las líneas esenciales del proyecto, el marco donde se va a desarrollar el proyecto, mientras que las más finas constituyen un nivel secundario.

Aires Mateus_El croquis 154 (Página 41)

Con el uso de los sombreados podemos expresar claramente la arquitectura del lleno y el vacío. Estos pueden sugerir que se trata de proyectos construidos con materiales másicos o pesados, que destaquen la parte estereotómica de la arquitectura; entendiendo por arquitectura estereotómica aquella en que la fuerza de la gravedad se transmite de una manera continua, donde la continuidad constructiva es completa. Es la arquitectura masiva, pétrea, que se asienta sobre la tierra como si de ella naciera.

Otro de los factores a tener en cuenta es la introducción del color en la planimetría. Aunque es recomendable la representación en escala de grises en lo que a las líneas generales del proyecto se refiere, es aconsejable la utilización del color únicamente cuando se desee enfatizar algún detalle concreto del proyecto.

MVRDV_El croquis 173 (Página 118)

Es importante reconocer que el grafismo complementa a la arquitectura aportándole personalidad a los planos y creando diversidad de ambientes que el artista maneja basándose en su concepción para satisfacer las necesidades psicológicas y sensitivas de los usuarios.


Autor: José Antonio Antón Sanmartin 

José Antonio Antón Sanmartin / Arquitecto.

Luis Cifo Martínez / Arquitecto.


Fuente: http://www.dtfmagazine.com/blog/grafiando-como-03/


Galería de Imágenes.